La discusión y las dudas se repiten. ¿Cuál gasolina usar? ¿Si pongo una superior, el motor rinde más? ¿Si tanqueo combustible para motores de avión el carro queda volando? ¿Uso aditivos? ¿La gasolina colombiana es malísima y daña los motores?

Empecemos por el final. Nuestras gasolinas, en sus dos niveles, cumplen los estándares internacionales y aplican para todo tipo de motores de venta general, desde Ferrari, Porsche, hasta Spark. Los octanajes son, por ende, correctos, aunque sería deseable más alto en la corriente. La mugre que le achacan no es nativa porque la ponen los tanques de las estaciones y, eventualmente, el transporte o la falsificación con mezclas dañan sus propiedades.

Ecopetrol refina el crudo en Barrancabermeja y en Mamonal con el mismo patrón técnico final, y a ese combustible en las estaciones de acopio le agregan el etanol en una proporción de entre el 8 y un 10 por ciento. También importan, pero dan la misma homologación final. O sea, la gasolina es igual para todas las estaciones. Algunos distribuidores les agregan aditivos que no influyen en su octanaje ni rendimiento, pues solo evitan formaciones de depósitos en las zonas de las válvulas de admisión de motores jóvenes.

Ecopetrol mejoró hace poco las especificaciones de la extra, que pasó a 91 octanos en la escala de medidas referente de Estados Unidos y Canadá, y equivale a 95 en la norma europea. La corriente sigue estancada en 84 octanos y es la que hemos usado toda la vida en la gran mayoría de los carros, a pesar de que en muchos manuales sugieren niveles superiores. Los fabricantes siempre se protegen sugiriendo la gasolina más alta para sortear potenciales daños en sus motores.

La costumbre se explica porque en los sistemas de alimentación con un control electrónico, el computador recibe señales de la calidad del aire o presión atmosférica, su temperatura y otras variables que le ordenan ajustar la mezcla y momento de la chispa para evitar la detonación (popular pistoneo). Ese modo protegido implica que la máquina muchas veces no trabaje al ciento por ciento de su rendimiento, pero no se daña ni protesta.

 

 

[/tatsu_text][/tatsu_column][/tatsu_row][/tatsu_section]